Blog

Al elegir un cortasetos deberás considerar el tipo de trabajo para el que lo vas a utilizar. ¿Vas a recortar setos altos, bajos o largos? ¿Vas a dar dar forma al seto?...

Hay tres tipos principales de cortasetos: de dos lados, de un lado y de barra.




Cortasetos de dos lados para moldear.
El cortasetos de dos caras es la mejor opción para perfilar setos y puedes usarlos para recortar setos que lleguen a la altura del pecho. Un cortasetos de dos caras se puede equipar también con un asa trasera ajustable para proporcionar mayor flexibilidad y ergonomía a la hora de recortar los bordes de los setos.

Cortasetos de una sola cara para grandes áreas.
Diseñados principalmente para recortar secciones de seto rectas. Gracias a la presencia de dientes en un solo lado de la barra de corte, la hoja puede ser más larga sin que la máquina se vuelva demasiado pesada. Con una hoja más larga podrás cortar zonas más grandes en una sola pasada.


Cortasetos de barra para llegar a todas partes.
Los cortasetos de barra se emplean para cortar setos altos y bajos, así como cobertura vegetal a ras de suelo. Con un cortasetos de tubo, puedes cortar setos altos sin necesidad de escaleras. Puesto que es posible colocar en ángulo la barra de corte, podrás trabajar de manera más rápida y llegar con mayor facilidad a setos altos o bajos. El motor actúa como contrapeso de la barra de corte, por lo que la máquina permanece bien equilibrada mientras trabajas.


Algunos datos que te ayudarán a decidirte:

  1. Asegúrate de que el cortasetos dispone de un sistema eficaz de amortiguación de vibraciones para un uso mejor y más cómodo.
  2. Los cortasetos con controles de emisión son mejores tanto para ti como para el medio ambiente.
  3. Elige un cortasetos con una longitud de corte apropiada para el trabajo que quieres realizar.


Fuente: Husqvarna